Albóndigas casera

 
 

Carnes y guisos

 
Inicio de recetas de cocina sana
Recetas de entradas y ensaladas
Sopas y salsas
Recetas con Verduras y huevos
Pastas y arroces
Carnes y guisos
Pescados y mariscos
Postres y dulces
Evaluación de producto de alimentación
 

Suculenta sartén de albóndigas cocinadas.

Albóndigas caseras

Las albóndigas siempre han sido un buen recurso para aprovechar las sobras de carne. Es más acertado que el propio consumidor elija los trozos de carne que quiere combinar a la hora de hacer las albóndigas, y así poder escoger aquellas partes más magras. La carne picada que viene envasada siempre resulta más calórica, ya que mezclan partes más grasas. Acompañar el plato de una salsa ligera y de vegetales es todo un acierto. Si se hacen en vez de fritas cocidas en una salsa de tomate, por ejemplo, se reducen notablemente las calorías de esta receta. En caso de freírlas, aconsejo usar una freidora mejor que una sartén, ya que así empapan casi nada de aceite.

Ingredientes (para 5 personas)

1/2 kilo de carne de ternera. 100 gramos de miga de pan remojada en leche.
1/2 Kilo de carne de cerdo. 1 vaso de leche.
1 cebolla mediana. Hierba buena, perejil y jengibre en polvo (estos ingredientes son opcionales).
1 diente de ajo. Harina de freír.
1 huevo. Aceite de oliva.
1/2 vaso de vino blanco. Sal.
spc

Preparación

Preparar las albóndigas troceando las carnes y limpiándolas bien de telillas de grasa, poner, por tandas en la picadora con la cebolla y el ajo, ir picándolo todo en la máquina. Ir pasando la carne picada a un cuenco e incorporar el huevo batido, el vino, la leche, la hierba buena, el perejil, el jengibre, la miga de pan remojada en leche y escurrida, la sal y un poco de aceite de oliva. La hierba buena le da un sabor muy peculiar e esta receta.

Mezclamos bien, hasta formar una masa homogénea y dejamos reposar dentro del frigorífico durante 30 minutos. Pasado este tiempo, sacamos la mezcla del frigorífico, formamos las bolas de las albóndigas y las pasamos por harina. Ponemos a calentar la freidora en torno a los 170-210º de temperatura y freímos las albóndigas. A medida que están doradas las pasamos a una cacerola.

Para acompañarlas se hace una salsa de tomate y la vertemos sobre las albóndigas o bien se pelan unas patatas, se cortan finas del mismo tamaño y se fríen. Como sea la manera de acompañarlas, servir las albóndigas calentitas.

Nota: hace falta una picadora de carne para hacer esta receta tal como digo pero si no tenéis, comprar la carne ya picada de la carnicería o el supermercado.

Consejo: yo prefiero comprar la carne y picarla en casa, así veo lo que pico y limpio mejor que en la carnicería.

Mezclar la carne con todos los ingredientes. Formar albóndigas y pasarlas por la harina. Sacudir el exceso de harina y colocarlas en un plato mientras se calienta el aceite.
Freirlas en una freidora. Apartarlas en una sartén y añadirles una salsa de tomate o patatas fritas.
Añade tus trucos para estas albóndigas caseras
Sugerencias enviadas:

PARA HACER UNAS ALBÓNDIGAS SABROSAS EN VEZ DE AÑADIR HUEVO LE AÑADO ACEITE CON SABOR DE AJO HECHO POR MI EN CASA APARTE DE PAN RALLADO, AJO Y PEREJIL EN POLVO TODO JUNTO. LUEGO LA SALSA LA HAGO NATURALMENTE CON CEBOLLA, PUERRO, ZANAHORIA Y UN POCO DE BRANDY PARA FLAMBEAR Y VINO BLANCO. A CONTINUACIÓN LE AÑADO TOMATE FRITO O NATURAL SEGÚN EL TIEMPO QUE TENGA UN POCO DE AGUA SI HACE FALTA Y UNA PASTILLA DE STARLUX DE CARNE

 
   

Puede mandar a nuestra dirección de correo info@cocinasana.net las sugerencias que desee.
Recetas de Postres | Recetas de pescados y maricos | Recetas de carnes y guisos | Recetas de pastas y arroces | Recetas de verduras y huevos | Recetas de sopas y salsa | Recetas de entradas y ensaladas | Evaluación de productos de alimentación
Todas las fotografías son originales y propiedad de Mediatek