Higaditos de pollo encebollado

 
 

Carnes y guisos

 
Inicio de recetas de cocina sana
Recetas de entradas y ensaladas
Sopas y salsas
Recetas con Verduras y huevos
Pastas y arroces
Carnes y guisos
Pescados y mariscos
Postres y dulces
Evaluación de producto de alimentación

Higaditos de pollo acompañados de patatas fritas.

Higaditos de pollo encebollado

Entre las carnes más ricas en hierro se encuentra el hígado, sobre todo el hígado de pollo. Éste posee unas características nutricionales similares a las del hígado de otras carnes como por ejemplo la ternera. Esta parte del pollo se caracteriza por ser buena fuente de proteínas, así como por contener buenas cantidades de algunas vitaminas como la vitamina A. Pero es importante tener en cuenta que el hígado posee cantidades importantes de colesterol, por lo que conviene que personas con niveles elevados de colesterol en sangre no abusen de su consumo. La cebolla que acompaña a este plato lo enriquece desde el punto de vista nutricional gracias a su contenido beneficioso para la salud, como son los antioxidantes.

Ingredientes (para 4 personas)

1 K. de higaditos de pollo. Aceite de oliva.
 1 cebolla mediana. Perejil.
1 diente de ajo. Agua.
1 hoja de laurel. Vinagre.
Unos 10 granos de pimienta negra. Sal.
1 vasito de vino blanco. Patatas fritas para acompañar.

Preparación

Limpiamos bien las telillas de grasa de los higaditos de pollo y también conviene recortar, si lo hay, el trozo de higadito que se ha encontrado en contacto con la hiel, ya que de lo contrario amargarán el hígado.

Luego ponemos un recipiente con agua y un chorreón de vinagre y en el vamos echando los hígados para limpiarlos a fondo.

Los sacamos y enjuagamos bajo el grifo con cuidado y cuando estén todos limpios los vamos poniendo a escurrir a la vez que los vamos troceando en dos o tres partes cada hígado.

Mientras escurren pelamos la cebolla y el ajo finamente. Ponemos una cacerola al fuego y cuando esté caliente añadimos la cebolla, el ajo, la hoja de laurel, los granos de pimienta y salamos. Dejamos pochar todo unos minutos a fuego medio moviendo de vez en cuando.

Cuando la cebolla esté, agregamos los higaditos, salamos y los mantenemos al fuego hasta que estén bien hechos removiendo suavemente. Por último, añadimos el vasito de vino blanco y un poquito de agua y dejamos a fuego lento unos minutos más hasta que la salsa espese y quede en su jugo. Rectificamos de sal antes de servir.

Servimos bien caliente acompañados de patatas fritas. Si no queréis patatas fritas lo podéis acompañar también con arroz blanco cocido. Buenísimos como los acompañéis!.

Hígado de pollo. Vista de higadito de pollo entero. Recipiente con agua y vinagre para lavar los higaditos.
Echamos los higaditos en el recipiente. Partimos los hígados en dos o tres partes y los escurrimos. Picamos la cebolla y el diente de ajo finamente.
Pochamos la cebolla y el ajo en el aceite caliente. Agregamos la hoja de laurel, los granos de pimienta y salamos. Movemos para sofreír todo.
Cuando esté la cebolla agregamos los higaditos. Añadimos el vasito de vino blanco y rectificamos de sal. Dejamos a fuego lento unos minutos. Removemos con cuidado de vez en cuado y dejamos consumir algo de caldo.
Servimos bien caliente acompañados de patatas fritas.
Añade tus trucos para higaditos pollo

Sugerencias enviadas

Aro: Yo los preparo muy similar, agregándoles chile poblano en rajas, queda delicioso.

Dul: Una tia los mezclaba con una cantidad menor de mollejitas bien cocidas y también queda delicioso.
cocinerodeextremadura: Si el vino es un PERO XIMENEZ MEJOR , QUE MEJOR. ADEMAS PARA ESPASAR LA SALSA AÑADIR CUANDO SE POCHA LA CEBOLLA UN POCO DE MANTEQUILLA.
Deli: En la receta de mi madre el vinagre se sustituye por un pimiento curado en vinagre, igual, pero diferente. Ideal para los que gustan del mojeteo de pan.
Pepa: Si cambiamos la cebolla por puerro cortado finito, queda delicioso y con sabor muy suave.

Jorge: ORÉGANO es el gran secreto... Hay una trilogía... nacieron para estar juntos: Hígado de pollo - pimienta negra y ORÉGANO.

Susa: A mi me gusta echarle también, cuando la cebolla esta pochada, un poco de salsa de tomate casera.

Ángel Rene: Mi truco consiste que al añadirles la sal y la pimienta le agrego una pizca de curry y de comino molido. Este toque exótico le da un aroma y un gusto diferente.

Manuel: Desde mi punto de vista creo que la cebolleta les da un gusto mejor que el de la cebolla.

Tatiam: Un poquito de picante les da un buen sabor.

Rosana: Si la cantidad de vino se mezcla con coñac, salen aún mejor.

Berta: Una vez que la cebolla esté pochadita se le puede echar un poco de pan rallado. Engorda un poquito la salsa y queda muy rico.

Luis: Un pelin de tomillo no les viene nada mal.

Maria: Yo suelo poner en lugar de vino blanco, vino tinto, les da más sabor y también al pochar la cebolla le añado unos poquitos de taquitos de jamón serrano. Receta muy rica y muy baratita¡

 
   
 

Puede mandar a nuestra dirección de correo info@cocinasana.net las sugerencias que desee.
Recetas de Postres | Recetas de pescados y maricos | Recetas de carnes y guisos | Recetas de pastas y arroces | Recetas de verduras y huevos | Recetas de sopas y salsa | Recetas de entradas y ensaladas | Evaluación de productos de alimentación
Todas las fotografías son originales y propiedad de Mediatek